- 2012elections - 9/11 Special Coverage - aca - africanamericanalzheimers - aids - Alabama News Network - american - Awards & Expo - bees - bilingual - border - californiaeducation - Caribbean - cir - citizenship - climatechange - collgeinmiami - community - democrats - ecotourism - Elders - Election 2012 - elections2012 - escuelas - Ethnic Media in the News - Ethnicities - Events - Eye on Egypt - Fellowships - food - Foreclosures - Growing Up Poor in the Bay Area - Health Care Reform - healthyhungerfreekids - howtodie - humiliating - immigrants - Inside the Shadow Economy - kimjongun - Latin America - Law & Justice - Living - Media - memphismediaroundtable - Multimedia - NAM en Espaol - Politics & Governance - Religion - Richmond Pulse - Science & Technology - Sports - The Movement to Expand Health Care Access - Video - Voter Suppression - War & Conflict - 攔截盤查政策 - Top Stories - Immigration - Health - Economy - Education - Environment - Ethnic Media Headlines - International Affairs - NAM en Español - Occupy Protests - Youth Culture - Collaborative Reporting

Meten demanda contra plantas de carbón en Chicago

La Raza, Reportaje, Fabiola Pomareda Posted: Sep 29, 2009

English Translation

CHICAGO -- Autoridades federales y estatales interpusieron una demanda contra la empresa Midwest Generation, en la que señalan que sus seis plantas de generación eléctrica a base de carbón en Illinois -dos de ellas en La Villita y Pilsen- siguen contaminando el ambiente y violando la ley Clean Air Act.

La demanda es otro capítulo en la historia de estas gigantescas plantas, sus controversiales chimeneas y apilamientos de carbón; y tanto la compañía como grupos ambientalistas de Chicago y de salud pública coinciden en que existe una falta de información en la comunidad.

Para Susan Olavarria, directora de comunicaciones y asuntos gubernamentales de Midwest Generation, la gente necesita informarse y educarse más sobre lo que sucede tras las rejas que circundan las plantas y dijo que ella ha invitado a las personas a visitarlas.

"Estas acusaciones que la comunidad y muchos de los grupos ambientalistas nos siguen haciendo están basadas nada más en el hecho de que somos una corporación, que somos grandes y es muy fácil decir 'ah, ellos son responsables' y no mirar todas las cosas que causan enfermedades en la comunidad", afirmó.

En opinión de Brian Urbaszewski, director de programas de salud ambiental en la Health Respiratory Association, el que haya otras fuentes de contaminación no significa que la empresa tenga inmunidad para violar la ley y salirse con la suya.

PILSEN

Si bien hay vecinos involucrados con los grupos ambientalistas, la gran mayoría desconoce qué son las plantas y si tienen alguna incidencia en su salud. Así lo comentó María Chávez, quien ha vivido en Pilsen durante 30 años, durante una vigilia-protesta frente a la planta Fisk, en el 1111 al oeste de la Cermak, en Pilsen, en abril pasado.

"Cuando vivía en la 21 place y la Paulina, si abría la ventana en la mañana y tocaba con mi dedo, podía levantar plomo negro; igual si tocaba el carro. Hasta mi hijo tenía alergias a los cinco años", contó la mujer, quien se mudó a dos millas de distancia.

"El doctor me dijo: 'es que donde vives hay mucha contaminación, no lo dejes jugar afuera; cierra tus ventanas y pon aire central'", agregó, mientras junto a unas 30 personas trataba de encender unas velas apostadas junto a cruces de madera, como parte del acto de protesta convocado por PERRO (Pilsen Environmental Rights and Reform Organization).

Chávez reconoció que la comunidad no está reaccionando como debería, tal vez porque las personas con dos o más trabajos no tienen tiempo para involucrarse o simplemente... porque ya se han acostumbrado.

LA VILLITA

En la esquina de la Pulaski y la 28, un señor ofrece tomates, melones, piñas y hasta papayas al mejor postor. A pleno sol de las tres de la tarde tiene varios clientes, mientras los carros zumban por la Pulaski. Al fondo se yerguen las dos chimeneas de la planta Crawford, a la altura de la calle 35.

El tráfico es pesado. Conforme nos acercamos, los comercios se transforman en casitas de un piso y de repente surge gigantesca la planta, frente a una explanada con las estaciones transformadoras. Al tomar un camino que la bordea en su lado norte vemos el apilamiento de carbón, cubierto con una especie de manto negro y una zona verde con varios árboles jóvenes.

ACCIONES CONCRETAS

La siembra de estos árboles es precisamente una de las acciones mencionadas por Olavarria, como parte de la estrategia ambiental de la compañía.

Midwest Generation adquirió las plantas Fisk y Crawford en 1999 e inmediatamente invirtió $250 millones en mejorarlas, según Olavarria, lo cual resultó en una reducción inmediata de un 30% de las emisiones de dióxido sulfúrico (causa lluvia ácida) y de un 50% de las de óxido nitroso (niebla).

También informó de la implementación de controles para disminuir la contaminación con mercurio, mucho antes de que entraran en vigencia reglas estatales al respecto. "Ha sido una reducción constante de mercurio de casi un 80%", dijo.

Apuntó que recientemente se cubrió el apilamiento de carbón con una especie de líquido que al secarse se endurece y funciona como una cobertura plástica, que previene que el viento disperse el carbón. Y finalmente, dijo que en conjunto con la ciudad de Chicago se crearon pequeñas colinas alrededor del apilamiento -como barrera natural-, y sembraron los árboles mencionados.

SE TRATA DE LA SALUD

Lo que preocupa a los grupos citados y a otros como el Environmental Law & Policy Center (ELPC) y la Little Village Environmental Justice Organization sigue siendo los efectos en la salud, debido a la contaminación que genera la combustión del carbón.

El reporte "Estimated Public Health Impacts of Criteria Pollutant Air Emissions from Nine Fossil-Fueled Power Plants in Illinois", de los científicos John Spengler y Jonathan Levy de la Harvard School of Public Health estimó este impacto en el 2001.

Allí concluyen que las emisiones de las plantas de Illinois contribuyen a 300 muertes tempranas, 14,000 ataques de asma y más de 400,000 incidentes diarios de problemas respiratorios.

Urbaszewski lo explicó así. Las chimeneas de las plantas emiten ceniza que cae cerca y es aspirada por la gente, y puede causar todo tipo de problemas, desde ataques de asma hasta ataques al corazón y derrames. Pero los químicos que emiten los gases son llevados por el viento y esparcidos en la distancia.

Así que el efecto de la Fisk y la Crawford está impactando no sólo a estos barrios sino a la mitad inferior del Lago Michigan, dijo.

LA OPACIDAD

Olavarria comentó que es cierto que han tenido problemas con la opacidad (oscuridad del humo emitido) pero dijo que han reportado todo.

"Cada vez que tenemos un incidente de opacidad lo reportamos e inmediatamente tomamos medidas para arreglarlo. Lo que generamos en la electricidad es todo basado en la demanda. Entre más electricidad se use, más carbón se tiene que quemar para cubrir la demanda. Todo el mundo tiene que ver en esto", explicó.

"En los últimos 10 años hemos reducido los incidentes de opacidad en un 65% y ni una vez hemos tenido un caso de violación por opacidad dado por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Illinois. No tenemos ni una violación", dijo.

Sin embargo, la EPA Region 5 les envió una notificación de violación por opacidad y emisiones en julio de 2007.

"Ese fue un incidente que todavía estamos evaluando y no hizo que nos quitaran la licencia para seguir operando estas plantas", indicó Olavarria.

VINO LA DEMANDA

Se le consultó a la EPA Region 5 qué seguimiento se le había dado a esta violación. Mick Hans, vocero de la oficina, informó que ese fue el primer paso en su proceso de hacer cumplir la ley y que la notificación aún no se resuelve, por lo que el 27 de agosto pasado se interpuso la demanda, junto con el Departamento de Justicia y la Oficina de la Fiscalía General de Illinois.

"Nosotros no vamos a decir que no estamos emitiendo, porque estamos quemando carbón para generar electricidad; pero pensamos que el caso que tiene el Departamento de Justicia es verdaderamente una campaña contra nosotros, es un empuje de los grupos ambientalistas", puntualizó Olavarria, citando el buen récord que tiene la empresa y las varias medidas adoptadas.

La funcionaria también recordó el acuerdo firmado entre la empresa y el Gobierno de Illinois en el 2006, en el que se comprometieron a reducir las emisiones de óxido nitroso en un 66% para el 2012 y el dióxido sulfúrico en un 78%, entre el 2012 y el 2018. "Y si no podemos lograr estas reducciones, pues las cerramos, cerramos las plantas", señaló.

JUSTICIA AMBIENTAL

Con respecto al argumento de justicia ambiental, Brian Urbaszewski, director de programas de salud ambiental en la Health Respiratory Association, explicó que si bien estas plantas de generación eléctrica a base de carbón no fueron construidas en Pilsen y La Villita porque estos son barrios con alta población de inmigrantes mexicanos o con muchas personas de bajos ingresos, eso no significa que este factor podría estar beneficiando a la compañía que las opera en la actualidad.

Citó, por ejemplo, el hecho de que mucha gente no habla inglés, conoce poco las leyes o tiene limitados recursos económicos o poder político para defender su derecho a un ambiente sano, "a diferencia de lo que pasaría si estas plantas estuvieran, por decir, en Winnetka o Lake Forest, donde habría mucha más protesta y más recursos dirigidos a que cumplieran la ley".

Según el reporte "Air of Injustice: How Air Pollution Affects the Health of Latinos", elaborado por LULAC en 2004, 39% de la población latina en EE.UU. vive a 30 millas o menos de una planta de energía a base de carbón.

Esta es la distancia en la hay un impacto importante sobre la salud y para muchos la situación es peor, por la falta de seguro médico y las barreras del idioma, indica el estudio.




Page 1 of 1

-->




Advertisement


ADVERTISEMENT


Just Posted

NAM Coverage

NAM en Español