- 2012elections - 9/11 Special Coverage - aca - africanamericanalzheimers - aids - Alabama News Network - american - Awards & Expo - bees - bilingual - border - californiaeducation - Caribbean - cir - citizenship - climatechange - collgeinmiami - community - democrats - ecotourism - Elders - Election 2012 - elections2012 - escuelas - Ethnic Media in the News - Ethnicities - Events - Eye on Egypt - Fellowships - food - Foreclosures - Growing Up Poor in the Bay Area - Health Care Reform - healthyhungerfreekids - howtodie - humiliating - immigrants - Inside the Shadow Economy - kimjongun - Latin America - Law & Justice - Living - Media - memphismediaroundtable - Multimedia - NAM en Espaol - Politics & Governance - Religion - Richmond Pulse - Science & Technology - Sports - The Movement to Expand Health Care Access - Video - Voter Suppression - War & Conflict - 攔截盤查政策 - Top Stories - Immigration - Health - Economy - Education - Environment - Ethnic Media Headlines - International Affairs - NAM en Español - Occupy Protests - Youth Culture - Collaborative Reporting

Nueva Orleans Presume el aumento de los resulatados de exámenes: Los críticos se preguntan: ¿Quién ha quedado fuera?

Posted: Jun 13, 2012


English Version


NUEVA ORLEANS - Una buena noticia parece difícil de encontrar en estos días, pero Nueva Orleans tiene muchas en estos momentos. Los resultados de las pruebas más recientes de las escuelas de la ciudad, muestran que los estudiantes están mejorando constantemente. Ampliamente considerado como uno de los peores distritos escolares del país durante años, las escuelas de Nueva Orleáns han mostrado avances notables.

Los datos más recientes sobre el desempeño escolar en el distrito escolar de 9 años de recuperación (RSD) (que fue diseñado para transformar a las escuelas de bajo rendimiento en lugares donde los niños aprendan) indican un aumento de rendimiento del 28% en los estudiantes que han resultado en el nivel "básico" desde 2007. "Básico" es el estándar mínimo aceptable para pasar al siguiente grado. Las tasas de graduación han aumentado de acuerdo a los datos del estado - de 49,7% en 2009-2010 a 57,3% en 2010-2011.

Sin embargo, no todo el mundo en Louisiana está convencido que la mejora de los resultados de las pruebas representan en total a las escuelas públicas de Nueva Orleans. Debra Vaughan, la directora adjunto del Instituto Cowen de Iniciativas de Educación Pública de la Universidad de Tulane, sostiene que la medida básica "[es] simplemente una barra baja".

"Yo también creo que es importante medir las ganancias, las ganancias individuales de los estudiantes, en una medida de valor añadido, que no tenemos", agregó Vaughan, describiendo una "medida de valor añadido", como algo que mostrará cuánto mejoro un estudiante durante el curso del año. "¿Son las escuelas mejores?", preguntó retóricamente, y agregó: "No sé hasta que vea una puntuación de valor añadido. Porque así es como sé que las escuelas están haciendo una diferencia".

La preocupación de Vaughan es que algunos estudiantes realmente pueden estar haciendo logros importantes y, sin embargo, siguen cayendo por debajo de su nivel de grado objetivo. En tal escenario, el estudiante, maestro y la escuela no reciben ningún crédito por las mejoras, algo que tiene graves consecuencias al juzgar a un estudiante.

Bajo las nuevas leyes de reforma de la educación pública, los resultados de las pruebas también afectan el puesto de los maestros. Una de las disposiciones en la nueva ley permite a los estudiantes matriculados en una escuela pública de bajo rendimiento solicitar un bono del estado para transferir a una escuela privada.

Otra área de preocupación para la educación y defensores de la justicia de menores se refiere a las políticas disciplinarias. Señalan que demasiados estudiantes están siendo expulsados de las escuelas y echados a las calles. Dana Kaplan, del Proyecto de la Justicia de Menores de Louisiana le dijo a New America Media que "la iniciativa de los Derechos Económicos y Sociales Nacionales dio a conocer un informe un par de años que analizo el índice de disciplina, [que era] más alto que el promedio nacional, y la ( tasa en) el Distrito Escolar de Recuperación fue aún mayor que eso".

"Pushed Out” (echado), el informe de 2010 que citó Kaplan, establece que "1 de cada 4 estudiantes en escuelas públicas manejadas por el distrito es suspendido de la escuela al menos una vez cada año, más del doble de la tasa de todo el estado y cuatro veces la tasa nacional".

Una creencia entre los progresistas de la educación en Nueva Orleans es que las puntuaciones más altas son el resultado de un menor número de niños con problemas disciplinarios que tomaron la prueba. Kaplan sostiene que las experiencias disciplinarias frecuentes como la suspensión tienden a echar a los niños de la escuela, pero los datos en la página web del Departamento de Educación del estado muestra que las tasas de deserción se han mantenido bastante estables o han disminuido.

Carol Kolinchak, director legal en el Proyecto de Justicia de Menores de Louisiana, explica este fenómeno así: "Muchas veces, lo que hemos visto es [la escuela] recomienda la expulsión, pero luego dicen, 'Bueno, si te retiras voluntariamente de la escuela, vamos a quitar la expulsión de tu expediente’".

Esta solución le da al estudiante un incentivo para abandonar "voluntariamente", pero no penaliza a la escuela por la pérdida de un estudiante. En el próximo año escolar, la ciudad tendrá, por primera vez, un sistema de inscripción centralizado. Hasta ahora, esto significaba que los estudiantes que se retiraban podrían caer a través de las grietas, no matricularse en otra escuela o ser considerados como haber abandonado la escuela. Además, para asegurar que haya supervisión de la disciplina, el Distrito Escolar de Recuperación recientemente dio a conocer un proceso disciplinario centralizado.

El investigador André Perry ofreció otra crítica. Sostuvo que no se prestó suficiente atención en el efecto de la pobreza en la educación. Perry señaló que la pobreza endémica es una de las causas subyacentes de lo que él ve como el estancamiento académico.

"Hemos dicho (como sociedad) que no todos los niños pueden o deben ser educados, y lo hemos expresado claramente a través de (los altos índices de suspensiones, expulsiones), la entrada en el sistema de justicia penal", dijo.

Es un paradigma que Perry insistió está siendo desafiada en Nueva Orleans, donde las escuelas están expandiendo el grupo de niños con quienes están "dispuestos a trabajar".

Aunque es discutible la afirmación de Perry que un número récord de jóvenes están entrando en el sistema de justicia penal, el estado si lleva el mundo en las tasas per cápita de encarcelamiento. La Fundación Annie E. Casey informó que el sistema de justicia de menores del estado superviso a 4.264 jóvenes en 2010.

A pesar de todas estas críticas, los defensores del sistema actual señalan al aumento de resultados y la caída de la tasa de deserción escolar. Leslie Jacobs es un prominente defensora de las escuelas charter en Nueva Orleans. Ella dijo que la cuestión es en realidad mucho más simple de lo que algunos dicen ser. "Su rendimiento académico no se debe a que ha echado a todos esos niños fuera de la base de datos. El rendimiento académico esta subiendo porque su rendimiento académico esta subiendo".

El Departamento de Educación del Estado de Louisiana también afirmó que pequeños aumentos en los resultados de pruebas nacionales representan un cambio significativo. "Los resultados de los [examenes de aptitud colegial] van subiendo en Louisiana más rápido que en el resto del país", dijo René Greer, portavoz del Departamento de Educación. "Las calificaciones del ACT en todo el país están subiendo un punto, y los nuestros están subiendo seis puntos".

"Incluso mover el marcador una décima de un punto es importante", dijo.

El verano pasado, la asociación vietnamita americana de liderazgo de Jóvenes (VAYLA por sus siglas en inglés) publicó un informe preparado a partir de datos de una encuesta colectada por miembros de la organización en seis escuelas públicas diferentes de Nueva Orleans, tanto en el Distrito Escolar de Recuperación y el distrito Orleans Parish School Board (OPSB). Su investigación encontró que el 60% de los estudiantes de tercer y último año de la secundaria entrevistados consideran que sus escuelas no los están preparando para la universidad. Tres quintas partes de los encuestados indicaron que hacían una hora o menos de tarea cada noche, y una quinta parte reportó no hacer tarea en absoluto. Y 70% de los estudiantes asiáticos y latinos entrevistados reportaron haber sido colocados en una clase de inglés como segundo idioma que no "los retaba, ni se adaptaba a sus necesidades".

La muestra incluyó a escuelas dirigidas por el distrito y escuelas chárter, y el resumen ejecutivo señala que ". . . . estudiantes de la escuela chárter OPSB - la única escuela en la muestra con una población blanca significativa, así como una población significativa de medios a altos ingresos - reportaron una calidad notablemente superior de la educación a través de casi todas las dimensiones de la educación en nuestro estudio".

Zoe Sullivan es una colaboradora del Louisiana Weekly y ha producido para el Marketplace y Radio France International, entre otros.



Page 1 of 1

-->




Advertisement


ADVERTISEMENT


Just Posted

NAM Coverage

Civil Liberties

Why There Are Words

Aug 10, 2011