- 2012elections - 9/11 Special Coverage - aca - africanamericanalzheimers - aids - Alabama News Network - american - Awards & Expo - bees - bilingual - border - californiaeducation - Caribbean - cir - citizenship - climatechange - collgeinmiami - community - democrats - ecotourism - Elders - Election 2012 - elections2012 - escuelas - Ethnic Media in the News - Ethnicities - Events - Eye on Egypt - Fellowships - food - Foreclosures - Growing Up Poor in the Bay Area - Health Care Reform - healthyhungerfreekids - howtodie - humiliating - immigrants - Inside the Shadow Economy - kimjongun - Latin America - Law & Justice - Living - Media - memphismediaroundtable - Multimedia - NAM en Espaol - Politics & Governance - Religion - Richmond Pulse - Science & Technology - Sports - The Movement to Expand Health Care Access - Video - Voter Suppression - War & Conflict - 攔截盤查政策 - Top Stories - Immigration - Health - Economy - Education - Environment - Ethnic Media Headlines - International Affairs - NAM en Español - Occupy Protests - Youth Culture - Collaborative Reporting

El Cambio Comienza en Casa, Incluso en ‘Obamalandia’

New America Media, Reportaje, Escrito por Elena Shore// Fotos: Joseph Rodriguez// Video: Josue Rojas Posted: Mar 14, 2008

Nota del Editor: Si se puede palpar la esperanza dentro de un bus que va hacia el ayuntamiento de Springfield, Illinois, no es solo porque muchos de los que están en el bus sienten una afinidad con el héroe local Barack Obama. Juntos, provienen de grupos comunitarios de todo Chicago, están unidos en torno a la creencia compartida de que el cambio político comienza por casa y que mantener a la familia unida es lo más revolucionario que puede haber. La cobertura que hace New America Media de este tema es suscrita por la Fundación Marguerite Casey, patrocinadora de la campaña Equal Voice for America's Families (Igualdad de Derechos para las Familias Estadounidenses).

Ver fotos

English Translation


SPRINGFIELD, Illinois. – Corey y Tiana Camphor están haciendo la cosa más revolucionaria en que se pueda pensar: mantener su familia unida.

Camphor, de 28 años, y su familia pueden vivir en el centro de Obama, pero el movimiento para el cambio con el cual se identifican más fuertemente no se limita a la elección presidencial. Es mucho más personal, y se centra en la familia. DesayunoCorey Camphor bendice la mesa antes de desayunar con su familia.

Los Camphors, quienes se mudaron hace poco a un vecindario tranquilo de clase media en la zona sur de la ciudad, están venciendo las circunstancias adversas. Ambos, padre y madre, crecieron sin sus progenitores y se han propuesto criar a sus hijos en un hogar de dos padres. Vivieron durante dos años y medio en un vecindario cercano donde dicen que no sentían que sus hijos estaban seguros. Ahora, dicen, están viviendo el "sueño Americano".

Corey, quien trabaja para un programa de reinserción de presidiarios, sirve panqueques, huevos y salchichas para su familia antes de prepararse para el trabajo. Mientras desayunan, dice que le gustaría ver más hombres afroamericanos tomando el camino que él ha escogido: ser padres activos que sean productivos para sus familias.

Por eso es que cuando su iglesia, los Embajadores de Cristo, invitó a los Camphors a ir a la capital para una reunión entre la comunidad y el gobierno, dedicada a las familias, estaban emocionados de ir.

“No puedes buscar (el cambio) fuera de la comunidad – tenemos que buscarlo dentro de la comunidad, y la estructura básica de esa comunidad es la familia”, dice Camphor. “Si podemos concentrarnos en la familia y reconstruir esa estructura, podremos ver un mejor futuro”.

Corey, su esposa Tiana de 25 años de edad y sus tres hijos, Jordan, de 7 años edad, Ticora-Grace, de 2 años y Hannah, de 6 meses, se embutieron en un bus en su iglesia a las ocho de la mañana, se dirigieron a la capital. Después de un recorrido de cuatro horas desde el sur de Chicago hasta Springfield, Illinois, los Camphors se reunieron con unas 300 familias y activistas provenientes de comunidades mejicanas, puertorriqueñas, musulmanas, árabes y afroamericanas de Chicago.

La reunión entre la comunidad y el gobierno de Springfield era parte de la campaña nacional Equal Voice for America's Families (Igualdad de Derechos para las Familias Estadounidenses, por su traducción al español) de la Fundación Marguerite Casey, cuyo objetivo es llevar a un diálogo nacional los asuntos que interesan a las familias trabajadoras de bajos ingresos de todo el país con vista a las elecciones del 2008. BusAmigos se saludan en un autobus desde Chicago a Springfield, Ill.

El evento, que duró todo un día, facilitado por grupos locales sin fines de lucro, incluyendo al Congreso Unido de Organizaciones Comunitarias y Religiosas, la Asociación de Vecindarios Logan Square, la Coalición de Illinois para los Derechos de Inmigrantes y Refugiados y la Coalición de Chicago para los Desamparados, reunió a las familias para recopilar sus mayores preocupaciones. Estas serán presentadas en una convención nacional el 6 de septiembre en Chicago, una de las tres asambleas familiares nacionales que se llevarán a cabo ese día. La plataforma aprobada en estas conferencias será luego presentada a los candidatos presidenciales en octubre.

El diálogo en el evento de Springfield da una pista de lo que podrían ser algunos de los temas incluidos en esa plataforma.

“En Chicago se te dice, cuando tienes poca edad, que hay ciertos vecindarios donde no puedes pasar caminando porque no saldrías entero”, le dijo a la multitud Miguel del Valle, Funcionario del Ayuntamiento y Ex-Senador del Estado de Illinois.

“La raza es un factor con el que todos vivimos todos los días. Pero más que un factor es nuestro status económico”, declaró Del Valle, quien es oriundo de Puerto Rico, citando la “igualdad” como el mayor desafío de la vida de acuerdo a la Constitución Estadounidense.

El Applied Research Center (Centro de Investigación Aplicada, por su traducción al español) entregó a los legisladores “tarjetas de informes raciales”, su segundo informe anual que califica a la legislatura de Illinois en cuanto a su progreso hacia una mayor igualdad racial.

Cheryl Philipps, animadora del evento y directora ejecutiva de la Corporación para Desarrollo Comunitario ASA, la cual suministra alojamiento asequible, afirmó que el verdadero poder de estas reuniones es “entender que bien sea que vivamos en el norte, el sur, el este, el oeste, o los suburbios, tenemos los mismos problemas y queremos las mismas cosas”. MesaLos participantes de la reunión comparten sus historias.

Sentados en torno a mesas redondas en el hotel Springfield Inn en el número 835, los participantes comieron juntos y compartieron sus experiencias sobre la procedencia de sus padres y el progreso que han logrado y el que no han logrado.

Los problemas de desigualdad todavía abundan en Chicago, desde la falta de vivienda asequible hasta violencia, pobreza y segregación.

“Puedes ver una migración masiva de afroamericanos desplazados, sin poder pagar los condominios en los sitios donde antes vivían”, declaró Camphor. “Es desalentador saber que esto es Chicago. Justo aquí en Marquette estuvo Martin Luther King haciendo su marcha. Luchamos por la igualdad, pero la igualdad no se está defendiendo”.

Camphor agregó que ahora, “ese mismo prejuicio y segregación está sucediendo con la comunidad latina”. Las redadas y deportaciones del departamento de Seguridad Nacional (Homeland Security, por su nombre en inglés) ha dicho, están convirtiendo a las personas en “criminales solo por buscar mejores oportunidades para sus familias”.

“Este camino continúa”, afirmó Raúl Botello, organizador líder del programa juvenil Albany Park Neighborhood Council (Consejo Vecinal del Parque Albany, por su traducción al español). Botello creció en Guanajuato, Méjico, donde su padre transcurrió 15 años como bracero, uno de los miles de trabajadores inmigrantes mejicanos que viajaron a los Estados Unidos como parte de un programa de trabajo temporal en los años 40 y 50. Cuando su familia se mudó a Chicago, declaró Botello, vio que también aquí hay pobreza. “Crees que vas a cruzar una línea y que ha llegado la salvación, pero las líneas son solo líneas y la lucha sigue”.

Los participantes han estado de acuerdo en que la educación fue la clave para sacar a las familias de la pobreza.

“Lo que ‘salvaría’ a la familia de color sería educarlos de todas las formas posibles: financieramente, académicamente”, afirmó Tiana Camphor, quien a su vez está estudiando para ser una maestra de niños pequeños. Los Camphor en SpringfieldLa familia Camphor camina por el capitolio de Springfield, Ill..

A medida que estas familias se amontonaban para subir a los buses de regreso a sus hogares, el ambiente se llenaba de optimismo y esperanza.

Parte de esto, sin duda, provino de la emoción de los residentes de Chicago por el carismático contendiente presidencial Democrático.

“Ahora mismo, este parece ser un momento oportuno en la historia”, dijo el Pastor Ron Taylor de los Discípulos para la Iglesia de Cristo en Oak Lawn, Illinois“, en que la gente entienda que los muros que han mantenido separada a la gente durante tanto tiempo necesitan ser derribados”.

Dice que es de no creer que una persona de color pudiera estar justo en el umbral de convertirse en el candidato nominado de los Demócratas. “Increíble”, dijo, con un brillo en sus ojos. “Increíble”.

“No quiero decir nombres, pero creo que el cambio puede darse”, agregó Corey Camphor, con una gran sonrisa.

Pero, rodeado por su familia, Camphor subrayó que el cambio más importante comienza en casa.

“Personalmente, he aceptado el reto de no ser ese hombre que se separa de su familia”, afirmó. “Es una decisión que he tomado, observando nuestros errores pasados como personas, como nación, y diciendo que yo no quiero que eso me pase a mí”.

Fotos: Joseph Rodriguez

Page 1 of 1

-->




Advertisement


ADVERTISEMENT


Just Posted

NAM Coverage

NAM en Español