- 2012elections - 9/11 Special Coverage - aca - africanamericanalzheimers - aids - Alabama News Network - american - Awards & Expo - bees - bilingual - border - californiaeducation - Caribbean - cir - citizenship - climatechange - collgeinmiami - community - democrats - ecotourism - Elders - Election 2012 - elections2012 - escuelas - Ethnic Media in the News - Ethnicities - Events - Eye on Egypt - Fellowships - food - Foreclosures - Growing Up Poor in the Bay Area - Health Care Reform - healthyhungerfreekids - howtodie - humiliating - immigrants - Inside the Shadow Economy - kimjongun - Latin America - Law & Justice - Living - Media - memphismediaroundtable - Multimedia - NAM en Espaol - Politics & Governance - Religion - Richmond Pulse - Science & Technology - Sports - The Movement to Expand Health Care Access - Video - Voter Suppression - War & Conflict - 攔截盤查政策 - Top Stories - Immigration - Health - Economy - Education - Environment - Ethnic Media Headlines - International Affairs - NAM en Español - Occupy Protests - Youth Culture - Collaborative Reporting

Pequeño negocio en SF obtiene dinero del estimulo económico federal

New America Media, Reportaje, Erik Fowle Posted: Aug 29, 2009

English Translation

Nota del editor: ‘Yerba Buena Construction’ es el único negocio latino en San Francisco que ha recibido un contrato federal a raíz de la implementación del Acta Americana de Recuperación y Reinversión (ARRA por sus sigla en inglés) de $787 billones.

SAN FRANCISCO -- Miguel Galarza no se sorprendió al enterarse de que su negocio es la única compañía de un latino que ha recibido un contrato a través del estimulo económico del gobierno federal, el cual proporciona ayuda para mantener ciertos negocios pequeños a flote.

Galarza, propietario de ‘Yerba Buena Construciton’ en San Francisco, ha recibido recientemente tres contratos federales para construcción. Miguel Galarza, owner of Yerba Buena Construction

De descendencia puertorriqueña, este hombre de 48 años de edad, tuvo suficientes agallas para solicitar fondos asignados al estimulo económico. Desafortunadamente muchos dueños de pequeños negocios son reacios a hacer lo mismo, ya que les preocupan las repercusiones que conllevaría incurrir si cometiesen errores a la hora de llenar los formularios del gobierno, los cuales contienen un lenguaje demasiado confuso.

Por ejemplo, los contratos de Galarza son de ‘entrega/cantidad indefinida’ (IDIQ por sus siglas en inglés), o más bien contratos por pedido (en inglés ‘task-order’).

Esto significa que el gobierno contrata a una compañía por un periodo fijo de tiempo, pero el dinero no se reparte hasta que no se presupueste un proyecto específico. El proyecto de la base Travis de la fuerza aérea del ejército, fue otorgado a Yerba Buena Construction por su rango 8A, una selección que el gobierno hace de acuerdo a cómo la compañía se rindió en el pasado.

Los dueños de pequeños negocios no sólo temen al papeleo del gobierno federal, además se enfrentan a páginas gubernamentales de Internet que supuestamente les ofrecen guía, pero no les proporcionan “la información que de verdad vale la pena”, dijo Galarza. “La Administración de Pequeños Negocios (SBA por sus siglas en inglés) del gobierno federal, que debiera ayudar a que uno avance, no tiene suficientes fondos y esta desgastada”. Aun con la ayuda de la SBA, muchos de estos negocios no están preparados para tirase a la piscina de contratos federales.

Galarza ha vivido en San Francisco toda su vida. Ha trabajado en el campo de la construcción desde chiquito.

“Desde el día en que nací” dijo él, “parece que estuve destinado a trabajar en construcción”,

De hecho, Galarza recuerda cuando tenía 13 años y excavaba zanjas por $1 a la hora. De joven trabajó como aprendiz de carpintería y trató de sindicarse, pero se topó con un nepotismo mucho más predominante que el de ahora.

El Galarza de hoy es un reflejo muy lejano del adolescente que excavaba zanjas.

Fundó su compañía de construcción en 2002, y en su mejor época, Galarza dice que empleaba a 70 trabajadores. Ahora, a causa del declive económico, tiene de 40 a 45 empleados en los proyectos de construcción. Y serían aún menos trabajadores si no fuera por la reciente adjudicación de los contratos federales.

Compañías pequeñas como las de Galarza viven de proyectos chiquitos —como los que subvenciona el paquete del estímulo federal. Antes de que llegara el dinero del estímulo económico, no habían fondos para los negocios pequeños, y las compañías grandes agarraban los proyectos más chicos a precios más bajos.

Galarza aconseja a otros pequeños negocios a empezar el proceso con el segundo paquete del estimulo económico, que según él vendrá pronto. Desafortunadamente, dice él, para que una persona pueda rellenar la documentación y superar la burocracia, “alguien te tiene que enseñar cómo hacerlo, cómo funciona”. Hay mentores —compañías acreditadas por la SBA— que ayudan a negocios pequeños que son económicamente menos estables. Pero, dice Galarza, esto sólo funciona si se encuentra el mentor adecuado. “El tema de fondo”, dice Galarza, “es que estás ahí afuera solo”.

Y sí su negocio no pertenece al Registro Central de Contratistas (en inglés ‘Central Contractor Registration’), agrega Galaza, hágase cuenta de que no le van a pagar.

¿Le ayudará el paquete del estimulo económico a ‘Yerba Buena Construction’ para tener éxito en el futuro?

“¿Tener éxito?” pregunta Galarza. “Por el momento estamos hablando de sobrevivir nomás”.

Traducido por Margarita Millar / El Tecolote




Page 1 of 1

-->




Advertisement


ADVERTISEMENT


Just Posted

NAM Coverage

NAM en Español