- 2012elections - 9/11 Special Coverage - aca - africanamericanalzheimers - aids - Alabama News Network - american - Awards & Expo - bees - bilingual - border - californiaeducation - Caribbean - cir - citizenship - climatechange - collgeinmiami - community - democrats - ecotourism - Elders - Election 2012 - elections2012 - escuelas - Ethnic Media in the News - Ethnicities - Events - Eye on Egypt - Fellowships - food - Foreclosures - Growing Up Poor in the Bay Area - Health Care Reform - healthyhungerfreekids - howtodie - humiliating - immigrants - Inside the Shadow Economy - kimjongun - Latin America - Law & Justice - Living - Media - memphismediaroundtable - Multimedia - NAM en Espaol - Politics & Governance - Religion - Richmond Pulse - Science & Technology - Sports - The Movement to Expand Health Care Access - Video - Voter Suppression - War & Conflict - 攔截盤查政策 - Top Stories - Immigration - Health - Economy - Education - Environment - Ethnic Media Headlines - International Affairs - NAM en Español - Occupy Protests - Youth Culture - Collaborative Reporting

La actuación policial de ‘detener y cachear’ criminaliza la juventud

Posted: Jun 13, 2012


English Translation

El año pasado en Nueva York, la policía detuvo e interrogó a los hombres y niños negros entre las edades de los 14 y 24 un total de 168.126 veces. La población total de hombres y niños negros entre 14 a 24 en la ciudad de Nueva York es 158.406, lo que significa que el número total de paradas sobrepasa al número total de hombres y niños negros que viven en la ciudad.

En el Día del Padre, un grupo de activistas de derechos civiles, defensores de las libertades civiles y los miembros indignados de la comunidad marcharán en silencio por las calles de Nueva York para protestar por los abusos escandalosos de la actuación policial de “detener y cachear” en la ciudad más diversa de nuestra nación.

Esta actuación policial es una violación masiva de los derechos civiles. El programa parece haber dado a los agentes de policía carta blanca para detener a cualquier persona que quieran. Esto ha llevado a cientos de miles de personas inocentes – la mayoría de los cuales son personas de color – a ser hostigados y humillados por los agentes de policía que han jurado protegerlos.

El año pasado, 87 por ciento de las personas detenidas bajo detener y cachear eran afroamericanos o latinos, mientras que esos grupos representaron sólo 59 por ciento de la población de la ciudad de Nueva York.

Estas paradas a menudo resultan en nada más que una experiencia humillante para el sospechoso. El 90 por ciento de los individuos detenidos se encontraron totalmente inocente de cualquier infracción a la ley.

El alcalde Michael Bloomberg ha sostenido que el programa actúa como un elemento de disuasión a la delincuencia, pero otras grandes ciudades han logrado reducir la delincuencia, sin recurrir a tales métodos. La tasa de delitos violentos cayó 29 por ciento en Nueva York desde 2001 hasta 2010, pero también se redujo 59 por ciento en Los Ángeles durante el mismo período de tiempo, el 56 por ciento en Nueva Orleans, y el 49 por ciento en Dallas. En estas ciudades, la colaboración ciudadana ha demostrado ser extremadamente eficaz.

Lo que es peor, detener y cachear es muy contraproducente. El programa rompe el vínculo valioso de la confianza entre los agentes de la policía y las comunidades a las que se supone deben proteger. Un estudio de Amnistía Internacional de 2004 demostró que las víctimas de detener y cachear sufren de la angustia emocional y la humillación. La experiencia es una invasión de la privacidad y un recordatorio punzante de cómo los recursos policiales se están desviando lejos de resolver los homicidios, violaciones y otros crímenes violentos, a una práctica basada en prejuicios raciales e ineficaz.

Ahora es el momento para exigir cambios. El número de paradas en la calle ha aumentado más del 600 por ciento desde el primer año en el cargo del alcalde Bloomberg. El año pasado la policía de Nueva York llevó a cabo más de 685.000 paradas en la calle. No podemos permitir que este número siga creciendo. Es por eso que estamos marchando en silencio en solidaridad el Día del Padre para protestar contra esta política.

La tradición de las marchas silenciosas para los derechos civiles se remonta a 1917, cuando el entonces NAACP (Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color) de 8 años de edad, marchó a través de Nueva York en un coro ensordecedor de silencio para protestar los linchamientos, la segregación y el desorden por cuestiones raciales en el Sur. Esa marcha fue encabezada por el fundador de la NAACP, W.E.B. DuBois.

El silencio es una fuerza poderosa que, al igual que otras formas de protestas no violentas, es un espejo a la brutalidad de los adversarios de uno. El 17 de junio, vamos a sostener un espejo a la política detener y cachear de Nueva York. Al igual que miles de activistas antes de nosotros, vamos a canalizar el poder de nuestro silencio para poner fin al uso de perfiles raciales por parte del Departamento de Policía de Nueva York. Y mientras más marchadores silenciosos se unan, más fuerte será nuestra voz colectiva.

Para obtener más información sobre la marcha, visite www.silentmarchnyc.org.



Page 1 of 1

-->




Advertisement


ADVERTISEMENT


Just Posted

NAM Coverage

Civil Liberties

Why There Are Words

Aug 10, 2011