- 2012elections - 9/11 Special Coverage - aca - africanamericanalzheimers - aids - Alabama News Network - american - Awards & Expo - bees - bilingual - border - californiaeducation - Caribbean - cir - citizenship - climatechange - collgeinmiami - community - democrats - ecotourism - Elders - Election 2012 - elections2012 - escuelas - Ethnic Media in the News - Ethnicities - Events - Eye on Egypt - Fellowships - food - Foreclosures - Growing Up Poor in the Bay Area - Health Care Reform - healthyhungerfreekids - howtodie - humiliating - immigrants - Inside the Shadow Economy - kimjongun - Latin America - Law & Justice - Living - Media - memphismediaroundtable - Multimedia - NAM en Espaol - Politics & Governance - Religion - Richmond Pulse - Science & Technology - Sports - The Movement to Expand Health Care Access - Video - Voter Suppression - War & Conflict - 攔截盤查政策 - Top Stories - Immigration - Health - Economy - Education - Environment - Ethnic Media Headlines - International Affairs - NAM en Español - Occupy Protests - Youth Culture - Collaborative Reporting

Libran púgiles doble contienda

La Estrella de Tucsón, Reportaje, Natalia Lopera Posted: Jul 11, 2009

English Translation

TUCSÓN -- A pesar de la cercanía con el talento boxístico de México y la gran cantidad de fans hispanos, el boxeo en Arizona está disminuyendo y deteriorándose como espectáculo.
Noé López, Jr.Noé López Jr. es un boxeador mexicano que no puede pelear en Arizona
debido a que no cuenta con la Visa P-1.

A raíz de la implementación de la Ley de Sanciones a Empleadores, la Comisión de Boxeo de Arizona comenzó a requerir a boxeadores extranjeros que presenten una visa de trabajo que puede llegar a costar hasta 5 mil dólares.

Esta nueva medida está impidiendo que pugilistas del otro lado de la frontera puedan boxear en Arizona, literalmente cambiando la cara del deporte de los guantes.

John H. Montaño, director interino de la Comisión de Boxeo de Arizona, estima que desde que comenzaron a exigir la visa P-1 –una visa temporal de trabajo para atletas y artistas– el número de candidatos extranjeros para una pelea en Arizona se redujo a la mitad.

Ramón Cartaya, comentarista y columnista local de box, asegura que dicha medida es algo más que un problema para el deporte.

El pasado miércoles, durante una entrevista de Cartaya con Roberto Díaz, matchmaker de Golden Boy, se dio a conocer que Erislandy Lara, un peleador cubano alineado para una de las peleas estelares de hoy viernes 26 de junio en Desert Diamond Casino, estaba en riesgo de participar por que no le llegó la visa P-1 a tiempo.

"Esto es una muestra más de que estas leyes son leyes discriminatorias y del sentimiento antinmigrante del estado, es una vergüenza"... afirma el comentarista.

Díaz menciona en la entrevista que en el caso de Lara, –oriundo de Guantánamo, Cuba– está legalmente en el País pero no tiene documentos en regla para trabajar en Arizona. "Estamos contra el tiempo, los papeles se metieron hace tres semanas", dijo Díaz.

En su programa radial Cartaya dijo que "esto provocará que las compañías promotoras como Golden Boy se alejen del área".

Hasta el cierre de esta edición se esperaba que la cartelera cambiara de nuevo debido a la situación de Lara.

El descenso es evidente en el Desert Diamond Casino donde Óscar De La Hoya organiza peleas mediante su compañía Golden Boy Promotions.

En el 2007, antes de que se requiriera la visa, algunas carteleras locales de Golden Boy llegaban a tener hasta cinco boxeadores extranjeros, la mayoría de ellos mexicanos.
David David "The Destroyer" López (der.) junto a su hijo David Lopez Jr.
contemplan los cinturones ganados por el nogalense.

Desde que comenzó el nuevo requisito a principios del 2008, David "Destroyer" López y Jhonny González son los dos únicos mexicanos que han peleado en Desert Diamond, en tres y una ocasión respectivamente.

La exigencia de la visa llegó en mal momento ya que junto con la situación económica del País, ha causado que la frecuencia de las peleas disminuyan.

"Pegaron a la misma vez", comenta Montaño, quien estima que las peleas han disminuido considerablemente en el estado, alrededor del 70 por ciento.

Golden Boy también ha sentido un golpe similar. "En promedio teníamos como seis en el Desert Diamond al año en los últimos años", afirmó Eric Gómez, vicepresidente y matchmaker de Golden Boy. "Tenemos cuatro aseguradas para este año (2009)".

La Supervisora del Condado Maricopa, Mary Rose Wilcox, quien encabeza la Comisión de Boxeo de Arizona dijo que el nuevo requisito está afectando negativamente el boxeo en Arizona.

"Le hace daño al deporte si no puedes traer buena competencia del otro lado de la frontera, hay excelentes peleadores en México", afirma.

Aspiraciones frustradas

Noé "Chamaco" López, de Nogales, Sonora, es un boxeador que ha sido invitado a Arizona en varias ocasiones, pero no puede pelear por falta de la visa.

El "Chamaco" formó parte de la selección nacional de México para la clasificatoria de los Juegos Olímpicos en Beijing. Pero por causa de una lesión, no participó y decidió irse al profesionalismo con un récord amateur de 82-9 (35KO).

El boxeador de 20 años, quien tiene un récord profesional de 4-1 (3KO) quiere buscar como muchos una carrera en Estados Unidos porque aquí se gana el triple de lo que pagan en México, asegura.

"Han podido ser las peleas más importantes de mi carrera. De ahí puedo avanzar más y me puedo ir más para arriba. Y lamentablemente por la visa no se ha podido hacer".
GymNoé López Jr. (de blanco) practica con Isaac Hidalgo (de negro)
durante un entrenamiento en Tucsón.

Su papá, también de nombre Noé López, quien es su entrenador y presidente de la Comisión de Box y Lucha Profesional de Nogales, Sonora, dijo que la visa es un obstáculo muy serio.

"Yo lo veo como un filtro muy pesado aquí en Arizona", manifestó mientras su hijo entrenaba en un gimnasio construido en el patio de la familia de Isaac Hidalgo, en el Sur de Tucsón.

Los López buscan salir de Nogales también para practicar.

Dos veces a la semana después de la jornada de trabajo en Nogales, el "Chamaco" y su papá cruzan la frontera para boxear con Hidalgo en el Viejo Pueblo, donde encuentra buena competencia para foguearse.

"Vengo a entrenar aquí por el nivel de los boxeadores. En Nogales también hay buenos peleadores, nada más que ya nos conocemos casi la mayoría", comentó el boxeador.

Pero hasta el "Destroyer", el único boxeador en Nogales que ha podido desarrollar su carrera en Tucsón, está sintiendo las repercusiones de la visa, porque le han cambiado sus oponentes en varias ocasiones.

"Uno estudia el rival con el que va a pelear, y de repente te lo cambian porque no tienen su visa de trabajo", comentó el pugilista que tiene un récord de (38, 12, 23KO), y que entrena en un gimnasio municipal nombrado en su honor.

"Puedes perder la pelea porque estás preparado para uno (boxeador)", comentó el púgil que vive la colonia Brisa de Nogales y que además trabaja reparando bombas de agua potable. "Lo tienes estudiado y de momento tienes que hacer otra estrategia para pelear con un desconocido", destacó.

La controversial visa

Anteriormente los boxeadores podían presentarse con sólo una visa de turista, aunque no fuera lo apropiado, comentó Roger Woods, matchmaker para Golden Boy.

Técnicamente todo boxeador que venga a ganar dinero mediante una pelea siempre debería haber tenido la visa P-1, explicó Tarik Sultan, abogado de inmigración y socio de la compañía Wolf and Sultan.

Pero Montaño, dice que ellos la comenzaron a exigir desde que entró en vigor la Ley de Sanciones a Empleadores.

Si un boxeador quiere obtener la licencia para pelear en el estado, ahora tiene que mostrar pruebas de que es residente legal del País, o que tiene visa para trabajar, explicó.

Gómez, el vicepresidente de Golden Boy, dijo que Arizona es el único estado que está siguiendo la ley.

"Obviamente Arizona está haciendo su parte, es el único estado en el País que practica esto y que sigue las reglas, porque todos los atletas deberían tener eso de todas formas", comentó.
RingRudy Valdez (izq.) se cubre los golpes de Karl Dargan
durante una pelea de Golden Boy Promotions en Desert Diamond Casino.

"Destroyer" es testigo de eso, ya que a pesar de tener la visa, dijo que nunca se la han pedido para pelear en Texas, California, y ni siquiera en la capital del boxeo en Las Vegas.

Aunque el vicepresidente de Golden Boy destaca que es bueno que se sigan las reglas, dijo que esto causa dificultades.

Por lo tanto la compañía ha recurrido a traer boxeadores de otros estados de EU, en vez de jóvenes de México para las carteleras de Golden Boy en Arizona.

Aparte de ser costosa, la visa es difícil de conseguir y no cualquier atleta la puede obtener.

"Tienes que ser reconocido, o ser un atleta 'top rated'", explicó Gómez. "Está bien difícil, sobre todo para los boxeadores que están justo al otro lado de la frontera, porque cuesta mucho dinero y tienes que tener cartas de recomendación", explicó.

Para poder obtener la visa, una compañía promotora de box, como Golden Boy, tiene que contratar al boxeador y solicitarle la visa, dijo José Santos Moreno, el entrenador de "Destroyer".

Aunque el papá del "Chamaco" ha estado en pláticas con compañías promotoras americanas como Thunder Promotions y Latin Boxing Sport, el joven aún no tiene contrato con nadie, y además no tienen el dinero para sacar la visa.

Según el abogado Sultan, la visa puede costar entre 3 y 5 mil dólares dependiendo de las cuotas y lo que cobre el abogado.

"Desde que debuté como profesional en abril del año pasado hemos estado intentando sacarla", comentó el "Chamaco", quien trabaja con su papá en un restaurante de mariscos propiedad de un familiar, llamado "Las Palapitas del Compa Vale". "Es difícil por la lana, porque no hay", agrega su padre y entrenador.

El "Chamaco", –quien también acaba de debutar como papá–, dijo que trabajando tiempo completo como cocinero, mesero y lavaplatos se gana mil 500 pesos a la semana (110 dólares). Lo que significa que se demoraría hasta 10 meses, sin hacer ningún tipo de gasto, para ahorrar el dinero.

Es un costo que las compañías se rehúsan a pagar por pugilistas verdes y que es casi imposible de cubrir para un boxeador principiante, dice Moreno.

El entrenador de "Destroyer" calcula que un boxeador profesional en cuatro rounds, puede ganar aquí en Estados Unidos 800 dólares por pelea.

"Un muchacho que no tiene un padrino bueno que lo mueva y que le invierta, pues se me hace algo muy difícil que él (boxeador) tenga que pagar eso. Prácticamente no puede", comenta.

Son precisamente los principiantes los que más sufren, según Wilcox. "Por esta ley punitiva que tenemos, es muy difícil que gente sin mucha experiencia pueda venir", añade.

Estos mismos requisitos están causando que los boxeadores busquen pelear en otros estados donde hay menos obligaciones, destacó Moreno.

"Esos muchachitos que buscaban pelear están buscando por otros lados", comentó. "Siguen peleando, dependen de eso, son profesionales, entonces van y pelean a otras partes, inclusive a Canadá".

Eso es precisamente lo que el "Chamaco" hizo a principios de junio, cuando peleo en EU por primera vez, pero en Los Angeles.

De ahí surgieron pláticas con Golden Boy sobre la posibilidad de firmar un contrato y posiblemente obtener una visa, pero nada está seguro. Mientras tanto continuará en la pelea.



Page 1 of 1

-->




Advertisement


ADVERTISEMENT


Just Posted

NAM Coverage

NAM en Español