- 2012elections - 9/11 Special Coverage - aca - africanamericanalzheimers - aids - Alabama News Network - american - Awards & Expo - bees - bilingual - border - californiaeducation - Caribbean - cir - citizenship - climatechange - collgeinmiami - community - democrats - ecotourism - Elders - Election 2012 - elections2012 - escuelas - Ethnic Media in the News - Ethnicities - Events - Eye on Egypt - Fellowships - food - Foreclosures - Growing Up Poor in the Bay Area - Health Care Reform - healthyhungerfreekids - howtodie - humiliating - immigrants - Inside the Shadow Economy - kimjongun - Latin America - Law & Justice - Living - Media - memphismediaroundtable - Multimedia - NAM en Espaol - Politics & Governance - Religion - Richmond Pulse - Science & Technology - Sports - The Movement to Expand Health Care Access - Video - Voter Suppression - War & Conflict - 攔截盤查政策 - Top Stories - Immigration - Health - Economy - Education - Environment - Ethnic Media Headlines - International Affairs - NAM en Español - Occupy Protests - Youth Culture - Collaborative Reporting

Nace una leyenda infame y una comunidad está sitiada

New America Media, Comentario, Kevin Weston Posted: Mar 25, 2009

English Translation

OAKLAND, California -- Así nacen las leyendas infames, se aprueban leyes represivas, se ocupan las comunidades y se las atemoriza.

Lovelle Mixon -- el sospechoso tirador de las muertes de cuatro policías de Oakland el sábado -- se ha unido al panteón de los varones negros que han dirigido rebeliones mortales, aunque este hombre previamente condenado y que se encontraba en libertad vigilada tenía 26 años y vivía en el siglo 21 en Oakland, California.

En el futuro, tendrán que mencionar su nombre junto con el de Denmark Vesey, Nat Turner, Huey Newton, Jonathon Jackson y Larry Davis. Según la filosofía política que usted tenga, todos estos hombres son asesinos despiadados o héroes en la lucha de derechos humanos para la gente de raza negra de América. Todavía no conocemos la filosofía política de Mixon, si habría alguna conciencia calculada que se podría articular detrás de sus acciones atroces. No importa. Una cosa está clara, las acciones de todos estos hombres han llevado al gobierno a tener reacciones decisivas aplastando a la comunidad responsable por haberlas producido.

Mixon fue asesinado después de dispararles a cinco policías -- el quinto fue rozado en la cabeza por una bala del rifle de asalto de Mixon, según informes -- pero es la comunidad afro-americana de Oakland, sobre todo los varones jóvenes y negros, la que tendrá que vivir con la inevitable reacción violenta política y social que acompaña la rebelión armada contra los que mandan y que da como resultado que se mate a policías.

Este incidente no podía haber ocurrido en un peor momento para Oakland: con su departamento de policía plagado de escándalos y asediado por problemas; su alcalde cuestionado y ridiculizado -- Ron Dellums -- y su decreciente comunidad afro-americana desesperada y cada vez más desempleada.

Aún mientras continúan las protestas contra la brutalidad y mala conducta de la policía en asociación con el asesinato de Oscar Grant por la policía de BART el Día de Año Nuevo, los negros de Oakland tienen que prepararse para un nuevo ataque oficial de la magnitud que no se ha visto desde que el secuestro, violación y asesinato de Polly Klaas de 12 años en Petaluma llevó a la promulgación de la Ley de las Tres Oportunidades [Three Strikes Law] que convirtió a California en el moderno GULAG americano que es hoy.

El caso de Grant es un recuerdo especialmente brutal de que, aunque tenemos un presidente negro, la vida afro-americana sigue valiendo poco en estas calles para la policía. La docena de asesinatos en Oakland después de la de Grant indicará que la vida negra no vale mucho para la gente negra (el típico sospechoso y víctima de asesinato en Oakland es joven y negro y varón), y -- por extensión -- todos los demás de esta sociedad.

Pero el asesinato de Grant grabado en video enfureció a la gente joven del Área de la Bahía, y el residuo de esa aparente ejecución perdura en la piel como un aceite putrefacto que es imposible quitarse. Grant es la más reciente de una lista de atrocidades que ha llevado a este último y atroz asesinato en masa. Otros dos casos que destacan son el asesinato a tiros en 2008 de Anita Gay de 51 años en el cercano Berkeley, y el asesinato a tiros en 2007 de Gary King Jr. de 20 años en West Oakland -- lugar de nacimiento del Black Panther Party for Self Defense. Ambas víctimas estaban desarmadas y sus muertes a tiros ocurrieron delante de testigos.

El Área de la Bahía no está sola en cuanto a comunidades negras en una batalla con los departamentos de policía, lo que lleva uno a preguntarse por qué no hay más Lovelle Mixons.

Chicago tiene una larga historia de policía corrupta, con policías contratados por la mafia para hacer cumplir sus acuerdos, y tiene una de las tasas más altas del país de asesinatos a tiros que involucran a policías. En la ciudad de Nueva York, la absolución de cuatro policías acusados de la muerte de Sean Bell en una lluvia de 50 balas fue otra atrocidad en una larga historia de injusticias cometidas por la policía contra la comunidad negra. En Inglewood, California, el gobierno federal está investigando cuatro asesinatos que involucraron a policías en los últimos 18 meses. La Habra, California; Lima, Iowa; Atlanta, Nueva Orleans -- la lista de asesinatos controvertidos continúa y continúa.

Si hubiera un marcador con el número de policías muertos por gente negra versus el número de gente negra muerta por la policía -- se parecería al marcador de los Lakers jugando contra un equipo de escuela pre-secundaria. Así que cuando aparece una aberración como la de Mixon -- un evento del tipo de una vez por generación -- las implicaciones son cósmicas.

Mientras el gobierno de Obama se concentra en la economía y Afganistán e Irak -- existe ese conflicto antiquísimo entre los capataces/oficiales y el pueblo. La violencia era el problema número 1 que preocupaba a la comunidad negra antes de que la economía se hundiera, y durante la elección el único candidato que tocó el tema fue Hillary Clinton. ¿Cuánto tiempo pasará hasta que Obama tenga que enfrentarse directamente con este tema?

Sin mencionar que, justo como después de la Guerra de Vietnam, antiguos militares están inundando los departamentos de policía, lo que significa que las normas de actuación en las calles seguramente cambiarán hacia lo peor. Tendremos que tratar con policías más jóvenes y con menos experiencia, acostumbrados a matar a hombres, mujeres y niños morenos en Irak o Afganistán, mirándonos como si fuéramos talibanes o insurgentes en nuestros propios barrios.

Mientras tanto, les estoy diciendo a todos los jóvenes hermanos que conozco y que están en Oakland que se tranquilicen y cuiden lo que hacen porque hay policías furiosos por ahí y tu vida no vale ni lo que valía 48 horas antes, cuando no valía casi nada para nadie.

Page 1 of 1

-->




Advertisement


ADVERTISEMENT


Just Posted

NAM Coverage

NAM en Español